Monthly Archives: octubre 2015

Ya están listos los vídeos y materiales del curso sobre el futuro de la tecnología

Hace unas semanas tuvimos el placer de hospedar en la Escuela de Ingenierías unas sesiones de  reflexión sobre el futuro de la tecnología desde una clave poco habitual: la de la escasez energética.

Tuvimos a Antonio García Olivares presentando su reciente estudio sobre cómo podría ser una industria basada 100% en energías renovables, a Luis González Reyes analizando las relaciones entre la energía y la tecnología en la historia, a Charo Sierra reflexionando sobre el papel de la biotecnología y las Escuelas de Ingeniería.

Nuria Robles nos presentó  el movimiento makers y el open source hardware, mientras que Rosalba Fonteriz habló de los principios teóricos de la Permacultura y  Victor Barahona describió sus experiencias prácticas en este campo. También tuvimos a Mario Giampietro analizando las raíces socioeconómicas de la insostenibilidad, a Carlos de Castro describiendo el ahorro y el reciclaje en las tecnologías ecosistémicas y a Alicia Valero hablando sobre las reservas de minerales y su agotamiento.

Como introucción al curso Fernando Frechoso describió detalladamente la crisis energética y Marga Mediavilla presentó una reflexión sobre los límites de la tecnología.

En  nuestra página web podéis encontrar todos los materiales del curso, que  incluyen vídeos, audios y diapositivas de las sesiones (excepto el vídeo de la sesión de Victor Barahona que no hemos podido recuperar por problemas técnicos). Como los vídeos han sido subidos en un formato de baja resolución, que en algunos casos no permite ver bien las transparencias, os aconsejamos visitar también la página web para descargar los ficheros pdf de las diapositivas.

Esperemos que todo ello os resulte de interés.

Continue reading

¿límites de las renovables o límites de nuestros deseos?

Hace un mes me invitó Ingeniería Sin Fronteras de Sevilla a formar parte de una mesa redonda para discutir las salidas a un mundo en crisis energética y social. Me tocó, una vez más, hacer el papel de “aguafiestas” con las energías renovables.

Aquí tenéis la presentación que hice: limites renovables sevill.

Una vez más, otra vez más, durante las jornadas observé dos problemas culturales:

· El tecno-optimismo por parte de quien sueña con que las renovables nos salvarán si vencemos las fuerzas que se oponen a ellas.

· La falta de realimetaciones, o si se quiere, la falta de visión sistémica, holística, del conjunto de implicaciones por parte de muchos.

Es cierto, bien cierto,  que nadie puede tener una visión completa. Y es cierto también que todos tenemos sesgos cognitivos. Pero también es cierto que hay quien se aproxima más a la realidad.

Tengo la sensación, cada vez más acuciante, de que ante la transición/colapso muchos proponentes dan recetas de cambio que saben que son imposibles de llevar a la práctica. Y creo que esto nos paraliza:

Si afirmo que las renovables pueden dar -sin cambios radicales previos en el sistema- el 100% de nuestro consumo energético y que esa transición se puede hacer en 35 años, paralizo a mis oyentes por dos razones: ·

· Porque entonces doy la sensación de que las renovables pueden simultánea o previamente a un cambio de civilización dar con la solución, y eso pone en manos de los tecnólogos y los políticos (que deben limitarse a promocionarlas) las soluciones. Yo me puedo quedar en casa y limitarme a bajar la calefacción, asistir a alguna manifestación o a votar cada cuatro años. Necesario pero ni de lejos suficiente.

· Porque entonces contribuyo al cinismo tan característico de nuestra cultura: yo ya dije lo que teníamos que hacer, como no me hicieron caso, pues no pudimos evitar el colapso de la civilización.

En mi opinión son esos cuatro sesgos culturales los que hacen más inevitable el colapso de la civilización; más que el cambio climático o el pico del petróleo.

Para los que piensen que mis argumentos paralizan, diré que sí, es verdad, en nuestra cultura a muchos les paraliza (aunque creo que cada vez a menos gente), les paraliza porque no les doy solución fácil. En todo caso, mis argumentos no van a resolver el colapso de la civilización puesto que estoy seguro de él. Van en la dirección de qué cambios culturales y qué adaptaciones podríamos hacer en ese contexto.

A mí me gustaría discutir sobre los límites de las renovables en un mundo en colapso, donde lo que tendremos quizás serán pequeños molinos eólicos para bombear agua y no cuántos molinos gigantes de 5MW para producir electricidad  podemos llegar a tener. Cuando digo que el límite tecnológico de la eólica anda por el TWe, mi tiempo luego tengo que dedicarlo a defender mis cuentas, aunque en realidad piense que en el 2050 no llegaremos ni mucho menos a ese valor y no serán TWe (eléctricos) sino más bien TW mecánicos.

Solo cuando dejemos de decir que tenemos 5 o 10 años para hacer cambios radicales para salvar el mundo (en realidad la civilización actual) (llevo 25 años oyendo esto y hace 25 años quizás era verdad) y solo cuando nos pongamos mentalmente en la situación de colapso, estaremos en un esquema útil de trabajo.

Por suerte todo se realimenta, y en mis charlas siempre hay gente -normalmente joven- que se acerca y me dice que ellos también tenían esa intuición y que están encantados de saber que su intuición es más que eso.

Hace 20 años o más que la civilización chocó con su iceberg, ya es hora de que nos organicemos para ir a los botes salvavidas (tecnología sencilla y movidos por una pequeña vela). Pretender reflotar el Titanic con velamen renovable es una pérdida de tiempo, si no contraproducente.

Carlos de Castro Carranza

Continue reading

¿Qué pasa si se juntan un El Niño irresistible con un Caos Climático inamovible?

Por favor miren la siguiente figura durante 60 segundos con atención:

image121

Si ha entrado en un estado de ansiedad/miedo usted sabe un poco de cambio climático. Si no, inténtelo.

La figura anterior  nos muestra en rosa oscuro las zonas que han superado con mucho la media de temperaturas de la media de temperaturas de 1981-2010 (que ya eran más altas que la media de los últimos siglos). Asusta un poco ver tanto rosa en el planeta, pero es normal una vez asumido que la tendencia del cambio climático es esa.

Pero la figura muestra también en rojo aquellas zonas donde la temperatura ha batido el record absoluto desde que tenemos registros. Esto asusta un poco más. Pero lo tenemos asumido.

Nos deberíamos fijar en la enorme franja del Pacífico, es el fenómeno conocido como el Niño. Fenómeno periódico que cuando es muy fuerte tiende a batir records de calentamiento y de desastres “naturales”. Los modelos climáticos tienden a dar el resultado de que la intensidad de los Niños irá aumentando con el siglo.

Sin embargo hay dos detalles que deberían aumentar más aún nuestro susto en el cuerpo:

1. Las zonas azules

2. La extensión de la franja roja: Pacífico, Sur de Méjico, Atlántico, Sur de Europa

Se las señalo en la siguiente gráfica:

NOAA-anomalies1

Los rectángulos verdes nos parecen indicarzonas que “circunnavegan” el globo con récords de temperaturas. En especial el verde oscuro.

También señalo dos zonas azules “pequeñas” con elipses de color naranja. En especial la del Atlántico Norte.

Empecemos por ellas unidas a esta otra imagen:

Thermohaline_Circulation_2

Esta imagen representa la circulación oceánica. Esta circulación tiene dos motores principales, que en la figura están señalados con los términos: “deep water formation”. Si se enfrían se debilitan los motores. Y eso trae consecuencias gigantescas en el clima. el que se enfríen es algo que tiene relativa fácil explicación: los icebergs que se deshacen por el calor enfrían el agua y ese agua fría enfría la atmósfera.

Ahora comparemos el rectángulo verde anterior con el mapa de temperaturas marinas del Super Niño de 1998 (ese que podemos igualar este año):

el-niño-1998

En aquella ocasión las temperaturas no batieron records en el atlántico norte ni por calor ni por frío. Algo ha cambiado.

Y como siempre, realimentemos los rectángulos verdes con las elipses naranjas de este año.

Si bates records de temperatura cálida y records de temperatura fría, la diferencia de temperaturas entre, por ejemplo, el Sur de Europa y el Sur de Groenlandia e Islandia está batiendo también records. Y esa diferencia de temperaturas es el motor que alimenta los vientos y tormentas.

Y ahora un modelo de Hansen y Sato de 2012 que tiene en cuenta ese efecto de deshielo exponencial de nuestros hielos:

modelo-hansen-y-sato1

¿Ven rectángulos verdes y elipses azules del año 2065 y 2080 sin un fuerte El Niño?

Esto es lo que escribieron estos autores en 2012 al final de su artículo (Hansen J y M. Sato, “Update of Greenland Ice Sheet Mass Loss: exponential?”:

Se producirán “tormentas más fuertes conducidas por el incremento de los gradientes latitudinales de temperatura, combinados con la subida del nivel del mar… incrementaran la ferocidad de los frentes de tormentas de escala continental, con vientos de fuerza huracanada”.

Y ahora imaginen las consecuencias en el Cantábrico de tormentas de fuerza huracanada, con un nivel del mar 60 o 144 centímetros más alto y compárelas con las “infantiles” “Ciclogénesis Explosivas” de los últimos años. ¿Aún no está asustado?

A mí me apetece rezar a Gaia para que lo de este año sea solo una anomalía especial y no una norma. Pero Gaia no es una diosa y no me escucharía.

Todo se realimenta.

Carlos de Castro Carranza

Continue reading