¿Qué pasa si se juntan un El Niño irresistible con un Caos Climático inamovible?

Por favor miren la siguiente figura durante 60 segundos con atención:

image121

Si ha entrado en un estado de ansiedad/miedo usted sabe un poco de cambio climático. Si no, inténtelo.

La figura anterior  nos muestra en rosa oscuro las zonas que han superado con mucho la media de temperaturas de la media de temperaturas de 1981-2010 (que ya eran más altas que la media de los últimos siglos). Asusta un poco ver tanto rosa en el planeta, pero es normal una vez asumido que la tendencia del cambio climático es esa.

Pero la figura muestra también en rojo aquellas zonas donde la temperatura ha batido el record absoluto desde que tenemos registros. Esto asusta un poco más. Pero lo tenemos asumido.

Nos deberíamos fijar en la enorme franja del Pacífico, es el fenómeno conocido como el Niño. Fenómeno periódico que cuando es muy fuerte tiende a batir records de calentamiento y de desastres “naturales”. Los modelos climáticos tienden a dar el resultado de que la intensidad de los Niños irá aumentando con el siglo.

Sin embargo hay dos detalles que deberían aumentar más aún nuestro susto en el cuerpo:

1. Las zonas azules

2. La extensión de la franja roja: Pacífico, Sur de Méjico, Atlántico, Sur de Europa

Se las señalo en la siguiente gráfica:

NOAA-anomalies1

Los rectángulos verdes nos parecen indicarzonas que “circunnavegan” el globo con récords de temperaturas. En especial el verde oscuro.

También señalo dos zonas azules “pequeñas” con elipses de color naranja. En especial la del Atlántico Norte.

Empecemos por ellas unidas a esta otra imagen:

Thermohaline_Circulation_2

Esta imagen representa la circulación oceánica. Esta circulación tiene dos motores principales, que en la figura están señalados con los términos: “deep water formation”. Si se enfrían se debilitan los motores. Y eso trae consecuencias gigantescas en el clima. el que se enfríen es algo que tiene relativa fácil explicación: los icebergs que se deshacen por el calor enfrían el agua y ese agua fría enfría la atmósfera.

Ahora comparemos el rectángulo verde anterior con el mapa de temperaturas marinas del Super Niño de 1998 (ese que podemos igualar este año):

el-niño-1998

En aquella ocasión las temperaturas no batieron records en el atlántico norte ni por calor ni por frío. Algo ha cambiado.

Y como siempre, realimentemos los rectángulos verdes con las elipses naranjas de este año.

Si bates records de temperatura cálida y records de temperatura fría, la diferencia de temperaturas entre, por ejemplo, el Sur de Europa y el Sur de Groenlandia e Islandia está batiendo también records. Y esa diferencia de temperaturas es el motor que alimenta los vientos y tormentas.

Y ahora un modelo de Hansen y Sato de 2012 que tiene en cuenta ese efecto de deshielo exponencial de nuestros hielos:

modelo-hansen-y-sato1

¿Ven rectángulos verdes y elipses azules del año 2065 y 2080 sin un fuerte El Niño?

Esto es lo que escribieron estos autores en 2012 al final de su artículo (Hansen J y M. Sato, “Update of Greenland Ice Sheet Mass Loss: exponential?”:

Se producirán “tormentas más fuertes conducidas por el incremento de los gradientes latitudinales de temperatura, combinados con la subida del nivel del mar… incrementaran la ferocidad de los frentes de tormentas de escala continental, con vientos de fuerza huracanada”.

Y ahora imaginen las consecuencias en el Cantábrico de tormentas de fuerza huracanada, con un nivel del mar 60 o 144 centímetros más alto y compárelas con las “infantiles” “Ciclogénesis Explosivas” de los últimos años. ¿Aún no está asustado?

A mí me apetece rezar a Gaia para que lo de este año sea solo una anomalía especial y no una norma. Pero Gaia no es una diosa y no me escucharía.

Todo se realimenta.

Carlos de Castro Carranza

Leave a Reply