Monthly Archives: diciembre 2017

MODELO MEDEAS-WORLD. Modelos como si la Tierra fuera plana (post 1 de 3)

Nuestro grupo GEEDS es el encargado de diseñar los modelos de Dinámica de Sistemas en el proyecto europeo MEDEAS (acrónimo de “Modelizando la transición energética renovable en Europa” en inglés). El objetivo principal de este proyecto consiste en la creación de un nuevo conjunto de herramientas para analizar mejor los impactos y limitaciones de la transición del sistema energético de producción y consumo de la Unión Europea hacia una economía baja en carbono. Estas herramientas, en forma de modelos de simulación centrados en diferentes escalas (global, UE, país) integran dimensiones como la disponibilidad de energía, materiales y tierra, comportamiento socioeconómico, sistema climático, etc.

Para introducirse en el proyecto y el modelo se puede consultar:

http://www.medeas.eu/

http://www.medeas.eu/model/medeas-model

Los modelos de sismulación están siendo desarrollados inicialmente con el software Vensim y después “traducidos” a Python con el objetivo de que sean completamente de código abierto (open source). Estos modelos de simulación permiten al usuario experimentar diferentes hipótesis y retos de políticas energéticas. Los experimentos que se hacen con ellos pueden ayudar a comprender las relaciones entre los sistemas energético, socioeconómico y ecológico, así como entender las consecuencias que pueden tener las diferentes situaciones hipotéticas que se puedan dar. En este texto se describen algunos experimentos, sus resultados y nuestras interpretaciones de los mismos. Aunque todos lo resultados están sujetos a incertidumbres, creemos que se pueden extraer importantes conclusiones.

En esta primera remesa realizaremos tres posts sobre modelos globales. En este primero analizaremos modelos que llamamos de “Tierra plana”, en un segundo post veremos qué puede pasar si imponemos “límites climáticos” (CC) a la Tierra plana, y en un tercer post exploraremos el modelo mundial con todo el potencial que hasta ahora hemos desarrollado: “MEDEAS-World”.

 

Modelo sin limitaciones biofísicas (“Tierra plana”)

El modelo MEDEAS-World deja al usuario la posibilidad de suponer que el crecimiento de la economía, el consumo de energía mundial o el del resto de parámetros no tienen limitaciones biofísicas[1].

Se puede partir de un supuesto (o deseado) crecimiento en la renta per cápita (GDPpc) y de la población mundial, sin restricciones, asumiendo que éstos objetivos se alcanzarán. La inmensa mayoría de modelos IAM (Integrated Assessments Models) que manejan la Agencia Internacional de la Energía y otras agencias de la energía, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático y otros con enfoques sobre el cambio climático, etc. lo hacen así. La cuestión a dirimir suele ser el “cómo” se alcanzarán.

MEDEAS puede imitarlos desconectando mediante “interruptores” todos o algunos de los factores que podemos imaginar como limitantes.

En MEDEAS manejamos varios escenarios tipo que pueden ser modificados también por el usuario.

Para esta presentación vamos a presentar dos de los escenarios base que manejamos, el primero, llamado clásicamente BAU (Bussiness As Usual) recoge, a través de algunas hipótesis y datos, las tendencias históricas de parámetros económicos (por ejemplo, el crecimiento del GDPpc), sociales (por ejemplo, el crecimiento de la población), energéticos (el uso de energías fósiles y nuclear con posibles picos de la oferta de la producción, el crecimiento observado de las energías renovables, etc.) y climáticos (por ejemplo, respuesta de la temperatura a las emisiones de gases).

El segundo escenario, llamado Escenario2, es uno en el que se supone un mayor crecimiento de la economía, un menor crecimiento de la población, mayores mejoras de eficiencia y, sobre todo, un superior aumento del crecimiento de las energías renovables buscando una sustitución muy rápida de las energías fósiles. Por lo demás, se podría considerar un escenario BAU muy pro-renovable (es BAU en el sentido de que basa las “soluciones” en cambios tecnológicos, pero no cambia, por ejemplo, las reglas de juego económicas).

El modelo además conecta la economía física con la energía a través de las intensidades energéticas disgregadas en 35 sectores económicos de los que disponemos de información tanto de sus cuentas económicas como de sus cuentas energéticas (en la jerga economista, a través de las matrices Input/Output, que nos permiten saber los intercambios, en el pasado reciente, tanto económicos como energéticos de los distintos sectores entre sí).

Los modelos lo que hacen es extrapolar las hipótesis que los definen hacia el futuro, no tratan de predecirlo; son un ejercicio de cuál sería el futuro sí:

1º las hipótesis son correctas y abarcan suficientemente las claves del comportamiento del sistema –lo que nunca es exacto-.

2º las hipótesis se mantienen en el futuro a pesar de lo que vaya pasando –lo que abre la posibilidad de actuar en el presente y los futuros próximos para modificar los futuros más alejados que no nos gusten o temamos-.

MEDEAS está diseñado para explorar hasta el año 2050 pero se puede correr sin que fallen las relaciones impuestas hasta el 2100. Aunque es un modelo centrado en la relación energía-economía, se ha disgregado en diversos submódulos que relacionan 7 subsistemas entre sí, formando un “poliedro” complejo: Economía, Sociedad, Energía, Materiales (minerales y agua), Suelos, Cambio Climático e Infraestructuras.

Figura 0. Diagrama de las influencias entre sub-módulos de MEDEAS.

Figura 0. Diagrama de las influencias entre sub-módulos de MEDEAS.

Obviamente, para cualquier modelo, cuando se extrapola más y más hacia el futuro, cualquier error en las hipótesis iniciales se puede ir agrandando más y más y será además más difícil de creer que las hipótesis iniciales se van a mantener; es decir, será menos hábil si lo que se pretende es explorar los posibles futuros.

El resultado de nuestro modelo, considerando que no existen límites para los parámetros que suelen ser de interés a políticos, economistas, expertos en energía y en cambio climático, no difieren mucho del resto de modelos que se manejan por organismos y agencias mundiales y regionales.

Presentemos algunas salidas interesantes de MEDEAS-World-Tierra Plana:

Figura 1. Evolución de la Renta per cápita promedio mundial en $ constantes (GDPpc) en los escenarios BAU (línea roja) y SCEN2 (línea azul) para el modelo MEDEAS-World-Tierra Plana

Figura 1. Evolución de la Renta per cápita promedio mundial en $ constantes (GDPpc) en los escenarios BAU (línea roja) y SCEN2 (línea azul) para el modelo MEDEAS-World-Tierra Plana

Figura 2. Energía final consumida en  dos escenarios. Aquí vemos que el SCEN2 requiere menos crecimiento energético final pero no se desacopla la economía de la energía del todo –a pesar de la mejora continua en la eficiencia tecnológica que se considera de forma automática en todos los escenarios a través del descenso de la llamada intensidad energética, una hipótesis importante que presupone avance tecnológico continuo-.

Figura 2. Energía final consumida en dos escenarios. Aquí vemos que el SCEN2 requiere menos crecimiento energético final pero no se desacopla la economía de la energía del todo –a pesar de la mejora continua en la eficiencia tecnológica que se considera de forma automática en todos los escenarios a través del descenso de la llamada intensidad energética, una hipótesis importante que presupone avance tecnológico continuo-.

MEDEAS nos permite entrar al detalle dentro de cada sub-módulo, por ejemplo, desagregando en fuentes energéticas:

Figura 3. Crecimiento de la electricidad generada por fotovoltaica mundial. El SCEN2 acelera enormemente la instalación de PV (y de otras renovables –RES-), pero el BAU también captura la tendencia que ya está ocurriendo de crecimiento de renovables.

Figura 3. Crecimiento de la electricidad generada por fotovoltaica mundial. El SCEN2 acelera enormemente la instalación de PV (y de otras renovables –RES-), pero el BAU también captura la tendencia que ya está ocurriendo de crecimiento de renovables.

Sin embargo, como hemos señalado, MEDEAS-WORLD es un modelo complejo que relaciona el mundo económico y energético con otros parámetros. A diferencia de otros modelos dedicados al cambio climático o a la energía, MEDEAS incorpora relaciones causa-efecto dinámicas disgregadas de las fuentes de energía, del cambio climático, del uso de agua, del uso de tierras y materiales, cuantifica el cambio en la Tasa de Retorno Energética (EROI o TRE, el cociente entre la energía final aportada al sistema y la energía que ha habido que invertir para aportarla), y otros parámetros sociales (estimaciones del potencial de Índice de Desarrollo Humano, trabajadores en la industria renovable, etc.).

Es la evolución de esos parámetros los que nos pueden servir de advertencia o “señal de peligro” a que ese mundo de ultrarricos en 2100 que se reflejaba en la Figura 1 quizás no sea tan idílico.

Es lo que llamaremos WARNINGS por Sobrepasamiento de ciertos límites

Por ejemplo:

Figura 4. Incremento de la temperatura respecto a la temperatura pre-industrial.

Figura 4. Incremento de la temperatura respecto a la temperatura pre-industrial.

En la Figura 4 vemos cual sería la evolución del incremento de temperatura en nuestros dos escenarios y las temperaturas históricas recientes según GISS NASA (como vemos, el modelo que hemos incorporado climático: C-roads, funciona bastante bien para predecir el pasado reciente).

Podríamos situar dos Warnings de temperatura en 1,5ºC y 2ºC de acuerdo a los acuerdos recientes de Paris sobre Cambio Climático (líneas punteadas naranjas de la Figura 4). Para muchos climatólogos sobrepasar 2ºC sería muy peligroso (“highly dangerous”, Hansen et. al. 2016), probablemente sea “peligroso” incluso sobrepasar 1,5ºC (Xu 2017), de ahí que, con cierta coherencia, muchos de los acuerdos internacionales traten de fijar, como extremos a no sobrepasar, esos dos valores.

Es el sobrepasamiento sistemático en escenarios y modelos tipo BAU de los límites de 1,5-2ºC lo que hace sonar la alarma y la preocupación por el futuro. Es de hecho este sobrepasamiento del WARNING climático el que estimula a la UE para financiar nuevos modelos como MEDEAS que tratan de buscar vías de transición (escenarios de acción) relativamente rápida a un mundo bajo en carbono (es decir, que no sobrepasemos los 1,5-2ºC). El Escenario 2 sería un intento tipo tecnológico de hacerlo que “casi” lo consigue.

Sin embargo, MEDEAS, que incorpora muchas más caras al poliedro economía-energía-cambio climático, arroja simultáneamente más WARNINGS, lo que es una novedad importante si lo comparamos con otros modelos:

Figura 5. Requerimientos de tierras para la instalación de energías renovables (biofuels, solar, eólica e hidroelectricidad) (MHa) y superficie urbanizada actual

Figura 5. Requerimientos de tierras para la instalación de energías renovables (biofuels, solar, eólica e hidroelectricidad) (MHa) y superficie urbanizada actual

 

En la figura 5 representamos las tierras que dedicaríamos a las renovables en comparación con las tierras que ya hemos urbanizado en el planeta (unos 300MHa) que podría servir como posible Warning. La mayor parte serían cultivos bioenergéticos (de segunda y tercera generación). El ESCENARIO2 trata de restringir algo más el crecimiento de bioenergía, lo que explica que el BAU lo supere. Otro posible WARNING podría ser compararlos con la superficie dedicada al cultivo de arroz en el mundo: unas 150MHa.

Figura 6. Nueva superficie ocupada por infraestructuras solares.

Figura 6. Nueva superficie ocupada por infraestructuras solares.

Podemos intuir que pueden aparecer problemas de competencia con los cultivos alimentarios –en el caso de la bioenergía- o la necesidad de usar ecosistemas desérticos o semidesérticos (difíciles de colonizar con infraestructuras) en el caso de la solar.

Otros WARNINGS que aparecen a final de siglo en este MEDEAS-Tierra Plana:

–          Usaríamos ente 1,4 y 3,4 veces los recursos de agua considerados renovables

–          El EROI del sistema bajaría de los 9 actuales a 8 (en el BAU) o a 2 (en el Scenario2) (Charles Hall, Pedro Prieto y diversos autores argumentan que para mantener una sociedad compleja debe ser EROI > 5-15, este sería el Warning).

–          Para 18 elementos minerales en alguno de los escenarios sobrepasaríamos las reservascalculadas en las minas, y en 12 elementos minerales sobrepasaríamos, en al menos un escenario, los recursos estimados (Warnings en los minerales).

Es decir, podemos encontrarnos con un mundo con cambio climático muy peligroso, con conflictos por las tierras, el agua y los minerales y con sistemas energéticos de baja EROI.

A pesar de que en el Scenario2 apenas se sobrepasarían lo 2ºC a lo largo del siglo, el conjunto de “avisos de peligro” obtenidos indica que la transición a un mundo bajo en carbono no será nada fácil.

descarga (7)

Citas:

Hansen, J., M. Sato, P. Hearty, R. Ruedy, M. Kelley, V. Masson-Delmotte, G. Russell, G. Tselioudis, J. Cao, E. Rignot, I. Velicogna, B. Tormey, B. Donovan, E. Kandiano, K. von Schuckmann, P. Kharecha, A.N. LeGrande, M. Bauer, and K.-W. Lo, 2016: Ice melt, sea level rise and superstorms: Evidence from paleoclimate data, climate modeling, and modern observations that 2°C global warming could be dangerous. Atmos. Chem. Phys., 16, 3761-3812, doi:10.5194/acp-16-3761-2016.

  • (nota: los autores inicialmente titularon su artículo: “…. Will be highly dangerous” en vez del finalmente publicado: “… could be dangerous”, Hansen explica (Hansen J. Dangerous scientific reticence: csas.ei.columbia.edu/1016/03/24/dangerous-scientific-reticence) que frente a las intenciones de 19 autores un revisor anónimo forzó a cambiar el will be highly dangerous por el could be dangerous. Nuestro argumento pues es tomar como más válido  – la intención de 19 autores conocidos frente a un revisor anónimo- el will be highly dangerous)

Xu 2017Xu 2017 Well below 2 °C: Mitigation strategies for avoiding dangerous to catastrophic climate changes. Yangyang Xu and Veerabhadran Ramanathan. PNAS | September 26, 2017 | vol. 114 | no. 39 | 10315–10323

  • (nota: Proponen que se considere >1,5ºC as dangerous, peligroso; >3ºC as catastrophic y >5ºC como unknow (“existential threats to a majority of the population”, es decir, más allá de la economía, riesgo de extinción o declive poblacional mayoritario). Para ello se inspiran a su vez en el criterio de O’Neil BC et al. 2017 (IPCC reasons for concern regarding climate change risks. Nat. Clim. Change 7: 28-37) en el que 2ºC risks are designated high y 4ºC risks are designated very high. Infieren del propio IPCC que es dangerous at warming >1,5ºC y que catastrophic lo sería sobre todo por habilitar tipping points (puntos de no retorno climáticos).

 

 


[1] Por limitaciones biofísicas entendemos que no existe influencia sobre el propio sistema generado por el modelo de los efectos del cambio climático y que los recursos energéticos y materiales renovables y no renovables no limitan su crecimiento (los recursos son infinitos, de ahí la idea de llamarlo “Tierra plana”)

 

Continue reading

Decidir y controlar a qué investigadores se les financia con 1 euro al día en Castilla y León, costará casi un millón de euros a los castellanoleoneses

En la Orden de 20 de noviembre de 2017, de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León, se convocaron subvenciones destinadas al apoyo de los grupos de investigación reconocidos (GIR) de universidades públicas de Castilla y León a iniciar en el 2018. La información sobre esta convocatoria ha sido ampliamente difundida en las universidades y a través de los medios de comunicación. No recuerdo ninguna otra convocatoria en la que me haya llegado la información por tantas vías y de forma tan claramente explicada. Esta difusión informativa producirá posiblemente en la ciudadanía una imagen positiva en relación al apoyo de la Junta de Castilla y León a la investigación. Sin embargo, cuando se hacen los números de lo que representa esta subvención las conclusiones pueden ser algo más decepcionantes.

La convocatoria destinará 400.000 euros al año para dotar con 4000 euros al año a los 100 grupos de investigación que presenten mejores propuestas. Entre las cuatro universidades  públicas de Castilla y León hay aproximadamente 500 grupos de investigación reconocidos (GIR). Por lo tanto, esta subvención llegará aproximadamente a la quinta parte de los grupos de investigación reconocidos, aunque se espera que la mayoría lo soliciten. El número de investigadores de cada grupo es muy variable, desde un mínimo de 3 hasta más de 20. Supongamos un número medio  de 12 investigadores por grupo. Eso significa que los 4000 euros que recibirá cada grupo al año se repartirán entre los gastos que puedan tener unos 12 investigadores. Esto nos daría unos 334 euros por investigador, que distribuido entre todo el año, daría para un gasto inferior al euro diario por cada investigador agraciado con esta subvención.

Pero para asignar, y después controlar, este euro diario al 20 % de investigadores agraciados, el proceso de divulgación, selección y supervisión tendrá un coste. La preparación de la convocatoria en la Consejería de Educación, la supervisión de la misma por los servicios jurídicos y de Hacienda, la difusión a través de los diferentes medios (web, papel, BOCYL, prensa, universidades, etc.) habrá ocupado el tiempo de varios funcionarios, cuyo coste horario puede oscilar entre los 12 y los 36 euros. Posteriormente otros funcionarios tendrán que gestionar el proceso de evaluación y selección con las garantías necesarias y en los años siguientes el control de la ejecución de los proyectos y la gestión de los gastos. Así mismo, en cada una de las universidades púbicas,  habrá personal de los servicios de investigación y de contabilidad dedicando su tiempo a la parte del proceso que les compete: difusión, supervisión, control de gasto, etc. Es difícil estimar el número de horas de todo el personal de las administraciones involucrado en este proceso a lo largo de los tres años. Sin embargo, teniendo en cuenta el número de proyectos, que se involucra a diferentes servicios universitarios en las cuatro universidades y durante 3 años, además del propio personal de la Junta de Castilla y León, una primera estimación de costes podría superar los 540.000 euros de coste de personal de gestión y administración. A ello habría que añadir el coste de preparación de las propuestas por parte de los GIR. Si fuesen 400 GIR, de los aproximadamente 500 existentes, los que solicitasen la subvención, y considerando unas 30 horas en total para la preparación de cada propuesta de proyecto, los investigadores de Castilla y León necesitaríamos unas 12.000 horas para preparar las 400 propuestas. Con un coste horario medio de aproximadamente 24 euros la hora, ello supondría unos 290.000 euros. Durante los años siguientes, los coordinadores de los GIR agraciados tendrán que dedicar no menos de 20 horas al año a tareas exclusivamente de gestión de los gastos, lo que supondrá, al menos, otros 144.000 euros de coste. Resultaría más difícil aun estimar  gastos de  fungible o energía eléctrica asociados a la gestión, por lo que no los incluiré en esta valoración. Aunque evidentemente esta estimación de costes ha sido muy genérica, las cifras pueden resultar al menos orientativas. Según estos cálculos estimativos, decidir  a qué 20% de los investigadores de Castilla y León se les subvenciona con 1 euro al día para sus gastos de investigación y supervisar este gasto costará a los castellanoleoneses unos 974.000 euros. Teniendo en cuenta que la subvención total será de 1.200.000, esto significa que el proceso de gestión y administración de la subvención será del mismo orden que la propia ayuda que se destinará a financiar los gastos de investigación.

Por último, para tener cierta perspectiva de lo que supone esta subvención en el contexto de los presupuestos de la Junta de Castilla y León, se pueden establecer comparaciones con algunas partidas fácilmente comprensibles. Esta subvención será equivalente al 4,3% del gasto de la Junta de Castilla y León en material fungible de oficina o al 6,2% de las “gratificaciones” recogidas en los presupuestos generales de la Junta de Castilla y León para 2017.

A la vista de estos números surgen dudas sobre el sentido de esta convocatoria, el papel que juega la I+D en la política de la Junta de Castilla y León y las mejoras posibles en la gestión de los recursos públicos.

 

En Valladolid, a 4 de diciembre de 2017.

Luis Javier Miguel González

Continue reading